Era más fácil…

Era más fácil…

Era más fácil cuando era soltera y ganaba mi propio dinero. Todo era para mi, trabajaba en algo que amaba, me sentía útil y productiva y sólo tenía que preocuparme por mi.

Era más fácil cuando recién nos casamos. Sólo éramos el y yo, nuestras preocupaciones eran aprender a vivir juntos. Planeábamos viajes sin pensar en nadie mas que nosotros dos. Salíamos a la hora que quisiéramos, nos levantábamos sin horario, hacíamos todo juntos.

Era más fácil cuando era mi primer embarazo. Podía dedicarle el tiempo a este bebé en mi panza. Tenía tiempo de ir al yoga, meditar con mi bebé, cantarle canciones, descansar y prepararme para su llegada.

Era más fácil cuando solo éramos tres. Ya teníamos la rutina perfecta. Mi hija se dormía y teníamos tiempo de pareja. Ya habíamos pasado la etapa de desvelos y cansancio por las madrugadas y lo teníamos más dominado.

Realmente, ¿era más fácil? Yo creo que no. Definitivamente en ese momento no era fácil porque no lo habíamos experimentado, no habíamos crecido en esa etapa, no dominábamos lo que ahora si.

Veámoslo como un videojuego. Entre más avanzas, lo que dejas atrás lo ves como algo fácil, pero no olvidemos que nos costó trabajo para avanzar, para llegar al siguiente nivel. Nos caímos, lloramos, nos desesperamos, no encontrábamos como avanzar, y en ese momento todo parecía difícil y a veces sin salida, pero lo hicimos. Y ahora, dando un paso mas todo se ve “más fácil”.

Quiero pensar que así será después. Voltearé hacia atrás y tal vez todo lo vea mas sencillo y voy a querer volver a estos momentos.

Cada etapa tiene lo suyo, y con todo esto vamos creciendo, llenándonos de más experiencias y aprendizajes que nos hacen voltear hacia atrás y decir: “no era más fácil, pero ese momento me dio herramientas para crecer, y lo disfruté.”

…you got this mom!

¿Cuántos regalos son suficientes?

¿Cuántos regalos son suficientes?

Se acerca mi época (y la de muchas) favorita del año, y es que creo que cada vez la disfruto más y más. Siendo papás, esta fiesta puede dar muchos giros y con ello llega la emoción de volver a recibir a Santa Claus, los Reyes Magos, la ilusión y alegría de la Navidad.

Recordemos que esta época, (en especial para los cristianos) es cuando celebramos el nacimiento de Jesús, la esperanza, y la unión como familia. Muchas veces perdemos y olvidamos el motivo principal de la Navidad y nos dejamos llevar por la mercadotecnia. Nos saturamos de cosas, productos, regalos y queremos ser los primeros en tener todo decorado y listo desde antes que llegue diciembre.

Todo el tiempo estamos buscando el regalo perfecto… que si para tu mamá, tu esposo, tu hermana, los hijos, tus amigos, el detallito para los vecinos, etc. y compramos por comprar sin cuestionarnos si realmente es algo que necesitan, si los ayudará a crecer o solamente es un regalo superficial que en unos días acabará olvidado en una esquina.

Me puse a reflexionar un poco, y es que esta es la tercera Navidad de Mariana, pero la primera que realmente entiende un poco más acerca de los regalos y Santa Claus. Queríamos como papás que fuera un momento mágico, pero también realista y no llenarla de muchísimos regalos y sin que ella entendiera el punto de esto.

Así que platicando con una amiga (que muchos de ustedes ya conocen, y si no síganla ya!) @nextdoormom_ nos dimos a la tarea de hacer una carta especial a Santa, en donde nuestros hijos puedan involucrarse un poco más, hacer conciencia de lo que están pidiendo y el porque de todo esto.

Existen muchas cartitas y templates predeterminados, pero no quisimos dejar de compartirles esta idea que nosotras aplicaremos con nuestros hijos, y poder acompañarlos como familia en una nueva tradición, en donde no solo pidan por pedir, si no que hagamos conciencia de las cosas que necesitamos, nos hacen crecer y queremos, y así mismo ofreciendo aquellas buenas acciones que hemos hecho por los demás durante el año. Lo mejor de todo es dejarlos reflexionar a ellos y entregar su bondad a los demás.

Les dejamos aquí el PDF descargable de la cartita a Santa, para que ustedes la puedan imprimir (si es a color mucho mejor) y puedan llenarla con sus hijos.

carta_navidad

Get ready for christmas!
…you got this mom!

 

Mi amor por ti es para siempre

Mi amor por ti es para siempre

Mi amor por ti no se va. Te conviertes en hermana mayor, tal vez tienes miedos e inquietudes. ¿Como será ahora? ¿Compartiré a mamá? ¿Ya no seremos solo los tres?

Mi amor por ti es único. Cada hijo tiene algo diferente que enseñarle a su madre. Cada hijo es una muestra del amor mas puro y claro que existe.

Mi amor por ti es fuerza. Porque desde tenerte en mi panza, cargar contigo, mi fuerza física y mental ha crecido al mil por ciento. Porque cada día al levantarme nacen unas fuerzas de querer vivir al máximo y entregarte todo.

Mi amor por ti es sencillo. Amarte ha sido lo más fácil de mi vida, lo más natural y perfecto. Desde que te sentí, desde que te vi, desde que nos volvimos tu y yo madre e hija, todo ha sido sencillo.

Mi amor por ti es puro. Desde lo mas profundo de mi ser, esa pureza que hay en mi corazón es tuya. Todo lo que me haces sentir es puro y claro, no hay nada que le quite su color y transparencia.

Mi amor por ti crece. Todos los días te admiro mas, me sorprendes más y me llenas de satisfacciones enormes. Todos los días mi corazón crece al mil por ciento.

El amor por ti es único y es para siempre, y así será también para tu hermana… único en su propia perfección. El amor de una madre no se divide, se multiplica. Te amo a ti por convertirme en tu mamá, por enseñarme que puedo ser y crecer cada día mas. Te amo porque descubrí que soy una mujer diferente, y así tu hermana me enseñará otras cosas nuevas. Nuevas experiencias y retos, pero siempre creciendo juntas en amor.

Recuerda, siempre serás mi primer bebé… la que me enseñó el amor mas puro y perfecto, la que me enseño a ser mamá.

…you got this mom!

Ser hija, ser mamá

Ser hija, ser mamá

Hoy día de las madres me he puesto a reflexionar un poco sobre la maternidad y el corto camino que llevo siéndolo.

Tengo 27 años de los cuales, 1 año 7 meses los he vivido como mamá, pero los 27 completos como hija de una madre excepcional.

Recuerdo mi niñez, de como veía a mi mamá hacia arriba, como sentía esa tranquilidad cuando estaba cerca de mi y me preparaba algo delicioso de comer. Ella era mi mayor admiración, jamás se iba a equivocar y sabía que hacer en toda situación.

Ante cualquier problema ella nos decía “ríete ca…” (si, mi mamá es un poco maldicienta jiji) y siempre nos hizo ver todo con mas tranquilidad, burlas y risas.

Hoy siendo mamá, me doy cuenta como ella no siempre tuvo la razón, no siempre supo que hacer, ni que cocinar… ella probablemente no tenía idea de lo que estaba haciendo, pero todo lo hizo con amor.

A los pocos días de convertirme en mamá, lo primero que hice fue llorar con ella y decirle “¿como le hiciste?” Y es que el amor de una madre no se puede dimensionar hasta que lo vives en carne propia. Yo no sabía lo mucho que me amaba mi mamá hasta ahora, porque obviamente lo sabía, pero no con esta realidad que tengo ahora… sintiéndolo en cada parte de mi.

Gracias mamá por amarme tanto, gracias por tus consejos, por acompañarme, nunca por delante si no a mi lado, enseñándome tanto.

Gracias por hacerme tu hija, que ahora se ha convertido en madre.

…you got this mom!

Aquí les dejo el video completo que hice para ustedes este día de las madres. Gracias a todas las que colaboraron ♥️

5 consejos para elegir a un buen doctor

5 consejos para elegir a un buen doctor

Escribir sobre este tema siempre se me ha hecho complicado, porque todas tenemos opiniones y requisitos diferentes al momento de buscar un doctor, ya sea tu ginecólogo, pediatra, odontopediatra , etc. Pero hace unas semanas les pregunté por instagram cuales eran las características que buscaban ustedes en un buen doctor, y gracias a eso hoy les escribo 5 que creo que la mayoría de nosotras buscamos.

1.  Confianza

Un doctor que inspira confianza hace que nos sintamos mucho más tranquilas con cualquier tema. Es super importante que te sientas a gusto y puedas sentirte con la libertad de preguntarle todo. Muchas veces algunos doctores están con mucha prisa… te atienden como si fueras una más en su día y hasta sientes que no te puso atención. Obviamente el/ella ven pacientes diarios, con mil y un problemas y tal vez mas fuertes que los que los tuyos, pero es importante que te de confianza y tranquilidad estar ahí.

Que te de confianza preguntarle un millón de veces si es necesario algo de lo que no entendiste, o alguna duda que tengas. Es importante siempre tener las cosas claras y sobre todo que te apoye en tus creencias y planes.

2. Preparación y recomendación

Para llegar a ser médico se necesitan muchos estudios, todos pasan muchos filtros y deben estar en estudio constante, sin embargo existen algunos mucho más preparados que otros. Un punto muy importante es fijarnos en su especialidad y si es alguien recomendado.

Ojo: Existen muchos doctores que se ponen de “moda” pero no por eso son los mejores. Pregunta con diferentes personas si l@ conocen, tienen buenas recomendaciones, etc.

3. Buen trato

No se si les ha pasado, pero que van con un doctor y tal vez es MUY inteligente, pero su trato no es de lo más amable. Obviamente aquí debes ser consiente de que es lo que buscas. Si estas pasando por una enfermedad grave y el/ella es el mejor, pues ¡ve! Muchas veces existen muchos doctores muy “fríos” pero son excelentes en diagnosticar una enfermedad que otros no veían. Solo debes de ser consiente que el/ella no va a ser el osito cariñosito que te va a apapachar… te dirá la realidad de las cosas, muy atinad@.

Ojo: no por ser una persona “fría” inmediatamente es un mal trato. La relación debe de ser siempre de respeto, objetividad, y lo mas importante ÉTICA.

Si vas a una consulta, y algo de lo que dice o hace no te agrada… no tienes porque estar ahí. Recordemos que estamos pagando nosotros por estar informados y tranquilos con esa persona.

4. Cercanía con sus pacientes

¿Te ha pasado que vas con un doctor y después hasta lo extrañas? Si es asi, ¡¡¡no l@ dejes!!!! jajaja. La buena relación de un doctor con su paciente no digo que debe de ser de amistad, pero es un punto súper a favor si el doctor esta al pendiente de su paciente y no solo se queda en la consulta.

¿A que me refiero con esto? Si tu le hablaste al pediatra porque tu hij@ lleva vomitando toda la noche, te recetó una medicina y están en tratamiento… un detalle de cercanía es si el doctor te pregunta como sigue, si ya mejoró, etc. Algunos no lo hacen por tiempo (y es super entendible) pero si lo llegan a hacer, es un detalle que muchas de nosotras lo apreciamos.

5. Disponibilidad

¡Híjole! ¿Cuantas de nosotras hemos estado esperando mas de 1 hora para entrar a una consulta? o que marcas al doctor para hacer cita y te la dan dentro de 1 mes o 2 jajaja what? Existen muchos doctores que tiene agenda llena TODO EL TIEMPO… y puede ser algo bueno para ellos pero para nosotros muchas veces no es práctico.

La disponibilidad de un doctor es clave, porque así también tiene tiempo de escuchar, atenderte con calma y recetarte lo que necesitas.


Si encuentras un doctor con estas 5 cualidades, ¡¡¡no l@ dejes jamás!!! jajaja, obviamente hay algunos puntos que son más fáciles de encontrar que otros, pero lo importante es que tu te sientas en confianza y que puedas estar tranquila.

Existen muchísimos doctores, todas tus amigas pueden ir con uno y lo aman… pero a ti nada mas no te hace click y estás en todo tu derecho de buscar a alguien mas. No todas buscamos lo mismo, tenemos diferentes personalidades, creencias, prioridades… así que con quien tu y tu familia se sientan cómodos, eso es lo más importante.

Si tienes algún otro consejo que te ha funcionado para elegir un doctor, no dudes en dejarlo en los comentarios para compartir.

… you got this mom!

 

El rol de ser papá

El rol de ser papá

Uno de los regalos más grandes que le puedes dar a tu pareja es convertirlo en papá.

Nosotras nos sentimos mamás desde el día 1 que comenzamos con malestares, sentimos sus movimientos y pasamos por muchos cambios emocionales y físicos, pero a ellos realmente les cae el veinte cuando l@ ven por primera vez, pueden cargarl@, sostenerl@ en sus brazos y orgullosamente presentarle al mundo a su hij@.

Pero ¿que pasa después? Muchos papás no saben que hacer ni como ayudar a su pareja en algunos momentos… por ejemplo cuando el bebé está comiendo, (si tu das o diste pecho puedes entender de lo que hablo jajaja) estás despierta tu sola en la madrugada con tu bebé porque él realmente no puede hacer nada, y no está mal, simplemente ese no es uno de sus roles, pero puede apoyarte en otras situaciones.

Admiro muchísimo a todos los hombres (sobre todo a mi esposo) que se involucran al 101% con su pareja y realmente están ahí para sus hijos. Es por esto que me atrevo a nombrar algunas de las formas en las que tu pareja puede involucrarse (no digo ayudar, porque es trabajo de los dos) y es un apoyo increíble.

1fb50b39-7c6c-4519-ac62-edff00399b11

Ser anticipados

Algo que me encanta de mi esposo es que desde el día 1 de Mariana, siempre se preocupó por tener todo en orden y que no nos faltara nada para el momento de darle de comer. Por ejemplo:

  • Siempre había botes de agua cerca de donde yo estuviera dandole pecho.
  • Tenía snacks para la madrugada cuando moría de hambre.
  • Se preocupaba mucho por que el cuarto de Mariana estuviera acogedor porque pasaba la mayoría del tiempo ahí.
  • Siempre buscaba que estuviera bien y tranquila.

Tareas de la casa

Una de las cualidades que admiro más de mi esposo es que es muy limpio y ordenado. Nosotros siempre limpiábamos la casa, entonces cuando nació Mariana, él se encargó de que siempre estuviera limpio y fuera un lugar agradable para estar.

Preparar, preparar y preparar

Al tener hijos, siempre estas preparándote para el día siguiente. Pensar que van a desayunar / comer / cenar al día siguiente, que ropa van a usar, preparar la pañalera, ver que falta, si están limpios los biberones, etc. Jajaja un millón de cosas que antes no hacías, entonces uno de los momentos en donde ellos pueden aportar mucho es aquí.

Por ejemplo, mi esposo me apoya mucho en esta parte, yo me voy a bañar a Mariana y él prepara su biberón para dormir y me ayuda a cambiarla, etc. Pueden hacer muchas cosas, pero lo importante es que ellos puedan involucrarse en esta tarea que les va a facilitar al día siguiente.

Jugar

Uno de los momentos en donde más nos enamoramos de ellos como papás es cuando juegan con ellos, es donde tus hijos crean un lazo con su papá que es único.

La forma de juego de un hombre es muy diferente al de nosotras, muchas veces ellos son más ocurrentes, cariñosos y divertidos (no digo que nosotras no) pero ellos tienen una forma especial de hacer los momentos más atractivos para los niños.

¿Que y cómo?

Muchas veces ellos quieren ayudar pero no saben cuando ni como. Son hombres, jaja entonces tenemos que decirles que necesitamos y como podrían ser un mejor apoyo para nosotras. También tienen iniciativas que son muy buenas y nos hacen la vida mucho más fácil, porque claro… ellos siempre van a ver el lado práctico de las cosas mientras nosotras le estamos dando mil vueltas a las cosas jaja ups!

Así que siempre piensa que el involucrarlo es algo que tu también vas a disfrutar, recuerda, ¡dos cabezas piensan mejor que una!


Existen muchas formas de hacerlos sentir que son necesarios para la vida de nuestros hijos y que ellos forman parte importante de su desarrollo y crecimiento. Puedes hacer muchas cosas más pero estas son algunas actividades en las que mi esposo me apoya siempre y nos han servido como familia.

Gracias papás por ser un apoyo increíble y un ejemplo de vida para nuestros hijos.

Gracias a mi esposo por ser siempre el mayor ejemplo de constancia, paciencia y calma. (Si no fuera por él ya estaría loca jaja)

¡Feliz día del padre!

…you got this dad!

Vivir como niño

Vivir como niño

Una de las etapas más divertidas es la niñez. No existen preocupaciones grandes, ni responsabilidades, y todo lo ves con admiración.

Al ser mamá, me he dado cuenta de las cosas tan pequeñas y tal vez que consideramos comunes las pasamos de largo y no les damos el valor que merecen, como lo hacíamos cuando éramos niños.

Muchas veces me he topado con papás que quieren que sus hijos sean perfectos en todo. Que sean los mejores en la escuela, en sus clases de baile o fútbol y que tengan todo en orden. Sé que hay diferentes opiniones respecto a la educación de los hijos, pero sólo hay una oportunidad para ser niño.

Veo a Mariana y me hace feliz ver como sonríe cuando se despierta todas las mañanas, se ríe con una canción, se impresiona cuando ve a un animalito, se emociona cuando prueba una nueva comida, llora si se pegó y a los 5 minutos ya se le olvidó. Todas estas cosas tan sencillas me hacen recordar lo simple y sencilla que puede ser la vida.

Obviamente no digo que todo es color de rosa y siempre vamos a vivir en un mundo feliz porque todos tenemos nuestros momentos de estrés, querer gritar de desesperación y llorar por muchas cosas jaja… pero creo que es bueno a veces darnos un tiempo y observar a nuestros hijos y darnos cuenta de las cosas tan sencillas que los hacen felices y reconocer esos pequeños detalles en nuestra vida.

Vivamos más días como nuestros hijos. Más días siendo niños, riéndonos con ellos y admirándonos por todo lo que están aprendiendo.

5 cosas que debes hacer al visitar un bebé

5 cosas que debes hacer al visitar un bebé

Cuando nace tu bebé todo es felicidad, emoción y llantos (tuyos y del bebé jaja).

Muchas personas cercanas a ti también se emocionan por la llegada y quieren felicitarte, abrazarte y por supuesto conocer al nuevo miembro de la familia.

Yo nunca pensé que las visitas fueran cansadas. A mi me gusta mucho platicar y estar con gente, pero todo tiene su tiempo y espacio. Les quiero compartir esta lista de cosas que mucha gente hizo por mi y agradezco muchísimo, y me encantaría volver a repetir yo cuando alguna amiga tenga a su bebé.


Visitas de hospital

Si vas a conocer al bebé de una amiga es mejor que lo hagas en el hospital, que sea una visita corta, pero de verdad ¡corta! Jajaja porque luego hay gente que se queda ahi agarrando la platica como si estuvieras en el cafesito y la mamá esta cansada. Necesita descansar.

Yo diría que unos 10-15 minutos son suficientes. Saludas, felicitas a los nuevos papás y te vas.

Creo que las visitas en hospital son más funcionales porque ahí la mamá no se tiene que preocupar por atender a nadie y está más tranquila en ese sentido.

Habrá personas que les guste mucho que se queden ahi horas, pero lo más común es que quieran momento para descansar.

Visitas en casa

Si es una persona más cercana a ti y quieres hacerle una visita a su casa está bien, sólo ten en cuenta que ahora ella está sola con su bebé y necesita ayuda. Al igual que la visita en el hospital, ¡¡¡el tiempo es clave!!! No puedes quedarte ahi toda la vida platicando, a menos que ella te lo pida. Porque luego tal vez es incómodo para ella y quiere seguir haciendo sus cosas o descansar un rato.

Ofrece ayuda

Si fuiste a visitarla a su casa, no dudes en ofrecerle ayuda. Tener a un bebé recién nacido es hermoso pero a la vez súper cansado y necesitas agarrar fuerzas.

Ofrece tu ayuda y cuida al bebé mientras ella puede irse a dormir un rato o meterse a bañar. Necesita tantito tiempo para ella y el sentirse apoyada es bueno también.

Llévale comida rica

Esto es de lo que más se agradece en vez de un regalo. Cuando estás en tu casa con tu bebé, lo que menos tienes es tiempo para cocinar. Terminas comiendo lo primero que vez en el refrigerador y no siempre es algo bueno y saludable.

A mi me pasó que mucha gente llegaba con pan dulce, al principio estaba delicioso, (porque aparte dando pecho quieres comer puro carbohidrato a lo tonto) pero después de un tiempo, todo era pan y hacia falta una buena comida. Así que cocínale algo rico, que se pueda calentar fácil y sea saludable.

Lávate las manos

A mi me encantaba que llegaran a conocer a Mariana y la cargaran un ratito mientras yo descansaba, pero me daba mucha pena estarles diciendo que se lavaran las manos antes de agarrarla. Para mi era sentido común, pero muchas personas no lo saben entonces por eso lo pongo como un punto importante.

Siempre que cargues a un bebé recién nacido, llega directo a lavarte las manos. Estuviste en la calle y no se cuantas cosas tocamos y agarramos en el día, así que más vale prevenir.


Son cosas simples pero muchas veces no las sabemos. Yo antes de tener a Mariana, creo que no hacia ninguna de estas cosas porque no tenía ni idea, por eso decidí hacer esta pequeña lista para las personas que no saben que hacer con la llegada de un bebé y todo sea más fácil para la nueva mamá. Así que si pronto vas a tener a tu bebé, puedes compartir esta lista a todas las personas cercanas para que todo te sea más fácil.

No dudes en dejar tu comentario aquí abajo si crees que haya otro punto importante que alguien haya hecho por ti en esos momentos y lo valoraste.

…you got this mom!

Los planes no siempre salen como queremos…

Los planes no siempre salen como queremos…

Siempre en la vida vamos planeando cosas y nunca resultan como queremos. Pero más, cuando vamos a ser mamás, queremos todo perfecto y en orden.

Y es que hoy en día te bombardean con mil preguntas. Lo digo por experiencia, porque me acuerdo que cuando estaba embarazada me quede con cara de “what?” cuando me hacían preguntas como: ¿Le vas a dar pecho o fórmula? ¿Vas a hacer colecho? (No tenía idea de que era esto hasta que lo googlié jajaja, significa que si tu bebé va a dormir contigo hasta el año más o menos.) ¿Vas a tener parto natural? ¿Tienes plan de parto? ¿Vas a querer el apego? — que por cierto, ¿qué onda con esta pregunta? jajaja obviamente quieres tener un momento de apego con tu bebé, eso se da, pero bueno de eso hablaremos más adelante.

Tantas preguntas a las que no tenía respuesta porque ni siquiera sabía que significaban o cómo iba a ser todo en el inicio.

Y lo que pasa, es que ahora te hacen planear todo. Desde cómo vas a querer el parto, los doctores, que si los cursos psicoprofilácticos, etc. Y caes en duda de si estás haciendo bien o no las cosas, de si deberías buscar más opciones o planear más las cosas, y la respuesta es: No, tranquila.

Estoy totalmente de acuerdo que planees la llegada de tu bebé, que ahorres y que decidas entrar a clases de yoga pre natal o lo que sea para ayudarte a su llegada. De hecho yo practiqué yoga desde el inicio de mi embarazo y me ayudó muchísimo, pero creo que no debemos de encasillarnos a un plan perfecto porque las cosas nunca salen como las planeas jajaja y lo digo porque a mí me pasó.

Puedes planear tener un parto natural, en agua si quieres, pero debes de tener la mente súper abierta a que si existen complicaciones en el proceso o si tu bebé viene mal acomodado debes optar por una cesárea y eso no te convierte en una mala madre. Al igual el dar pecho, actualmente existe mucho movimiento de las mamás pro lactancia, y qué cool, la verdad es lo mejor poder darle pecho a tu bebé, yo gracias a Dios todavía puedo darle a Mariana lactancia exclusiva, pero si no puedes o no pudiste, no pasa nada, no te sientas mal por eso, ¡¡¡ni por nada!!!

Creo que estamos en un momento donde juzgamos muchas de las opiniones que tienen diferentes mamás. Si estás embarazada o ya tuviste a tu bebé, opta siempre por lo que sientas que es mejor para ti, pero sobre todo para tu hij@. Trata de relajarte si las cosas no salen como las pensaste, no pasa nada.

Lo digo porque yo me tuve que relajar mucho. Mariana llegó 4 semanas antes de su fecha, nació de 36 semanas recién cumplidas. Planeamos un parto natural, y queríamos el momento del apego — que es cuando te ponen encima a tu bebé cuando nace y tu mismo calor regula su temperatura. Y ¿qué pasó? Mariana se adelantó, cuando llegamos al hospital ya tenía 8 cm de dilatación y Mariana a punto de salir que, ¡¡¡ni siquiera mis doctores llegaron!!! Jajaja sí, ya se imaginarán mi locura en ese momento, hasta que dije: “Estoy en un hospital, aquí saben qué hacer”.

Así que hay que relajarnos si nuestros planes no salen a la perfección. Yo siempre he sido muy perfeccionista y creo que, ahora que soy mamá, me he dado cuenta de que es mejor no tener tan planeadas las cosas y disfrutar más. No dejes que las opiniones de otras personas te hagan dudar si lo estas haciendo bien o no. Confía en tu instinto y todo saldrá mejor de como lo planeaste.

…you got this mom!

Ya nació mi bebé… ¿que siento?

Ya nació mi bebé… ¿que siento?

El nacimiento de tu bebé es el momento que llevas esperando desde que te enteraste que estabas embarazada. Concocerl@, verle su carita, darle mil besos y agarrar sus manitas, es todo lo que anhelas.

Pero, ¿que pasa cuando ya esta aquí?

Como mujer estuviste 9 meses preparándote y cuidándote. Todos esos cambios hormonales, que si tienes asco, vómito, lloras, te ríes, tienes miedo (que luego platicaremos de esto jaja) y de pronto llega tu bebé y todos esos cambios hormonales que tuviste en 9 meses ocurren en un instante (todos juntos!!!) lloras, te ríes, te emocionas, pero también empiezas a extrañar el estar embarazada. Extrañas tenerlo dentro de ti, sentir sus patadas y tu panza redonda… y esto es completamente normal.

Cuando nació Mariana fue un momento de mucho shock emocional porque se adelanto unas semanas, entonces mi cerebro todavía no estaba listo. Aparte de que llegamos al hospital y nació a los veinte minutos!!! (Pueden imaginarse mi shock jajaja)

Entonces cuando ella nació obviamente me emocioné y lloré de la felicidad… pero al llegar a mi casa y ver que ya no éramos dos y teníamos que cuidar a un tercero ahí empezó mi preocupación.

Sentí lo que muchas mujeres sienten pero que nadie te dice nunca… el baby blues.

No se conoce la razón oficial de porque le pasa esto a muchas mujeres, pero si esta relacionado con el cambio hormonal que está sucediendo en nuestro cuerpo, pueden producir cambios químicos en el cerebro y puede causar una depresión.

Ojo! El baby blues es como el inicio de una depresión, pero solo tiene como duración unos 14 días, si esto pasa a más días puede que sea una depresión postparto y debes pedir ayuda a alguien cercano.

Les platico esto porque yo había escuchado los términos pero pensé que eso no pasaba o duraba dos días. Puedes hacer click en los links con información mas detallada de todo para que lo leas con calma, pero lo que quería platicarte es mi experiencia.

Yo cada día me sentía mas sola (y eso que estaba rodeada de mucha gente queriéndome ayudar, mi esposo, mamá, amigos, etc) pero yo sentía una tristeza inexplicable. Lloraba todo el tiempo y ni sabía porque!!! Jajaja

No quería ver a nadie que no fuera mi esposo o mi mamá, no quería hablar con nadie por teléfono… hubo días que ni siquiera agarré mi celular. Me sentía rara en mi cuerpo, lo desconocía completamente. Todo el tiempo estaba cansada y cada vez que lloraba Mariana quería salir corriendo de mi casa. Tranquila, es normal.

Tuve mil platicas con mi mamá que de verdad me ayudó muchísimo y me decía que todo iba a pasar. También platique con una amiga y me desahogué por completo, y ella nunca me juzgó, solo me escuchó y me dijo que platicara con su hermana, que ella también había pasado por algo similar.

Cuando platiqué con ella me di cuenta que todos esos sentimientos que tenía eran normales y que no significaba que no quería a mi bebé… muchas mujeres pasamos por esto y necesitamos calmarnos. Nunca nadie te cuenta la parte “difícil” de ser mamá, siempre ves lo bonito en instagram o facebook y crees que todo es perfecto.

Yo no le veía fin a mi tristeza, obviamente veía a Mariana y me llenaba de una paz y amor inexplicable, pero volvía a ponerme triste y a llorar sin explicación. Que si estas cansada, te sientes incómoda en tu cuerpo, extrañas tu vida de antes, quieres salir corriendo porque no sabes que hacer con un bebé. Si estas o estuviste en una situación similar, es completamente normal. Aproximadamente el 70 – 80% de las mujeres tienen un sentimiento de tristeza cuando nace su bebé.

Mi recomendación es que lo platiques con alguien, dile como te sientes aunque no encuentres las palabras, llora. Apóyate en tu pareja, en tu mamá, hermanos, una amiga o lo que sea pero cuéntaselo a alguien y no te dejes caer, porque si hay una línea muy delgada para llegar a una depresión y eso te pone en riesgo a ti y a tu bebé.

Saca todos esos sentimientos y no te sientas mal por tenerlos, es normal y todo esto va a pasar. Date un tiempo para ti, pídele a alguien que cuide a tu bebé mientras tu te metes a bañar deli por 40 minutos si quieres jaja el tiempo para ti ahora vale más así que ¡dátelo! Te lo mereces.

Es un poco difícil platicar esto porque es algo muy personal, pero yo me sentí mejor y más tranquila cuando supe que muchas lo sentían y que no estaba sola.

Confía en que todo va a estar bien. No se como, pero nuestro instinto de mamá nos hace que podamos con todo!!!!

…you got this mom!

 

“You need a strong family, because at the end, they will love you and support you unconditionally.” – Esha Gupta