Era más fácil…

Era más fácil…

Era más fácil cuando era soltera y ganaba mi propio dinero. Todo era para mi, trabajaba en algo que amaba, me sentía útil y productiva y sólo tenía que preocuparme por mi.

Era más fácil cuando recién nos casamos. Sólo éramos el y yo, nuestras preocupaciones eran aprender a vivir juntos. Planeábamos viajes sin pensar en nadie mas que nosotros dos. Salíamos a la hora que quisiéramos, nos levantábamos sin horario, hacíamos todo juntos.

Era más fácil cuando era mi primer embarazo. Podía dedicarle el tiempo a este bebé en mi panza. Tenía tiempo de ir al yoga, meditar con mi bebé, cantarle canciones, descansar y prepararme para su llegada.

Era más fácil cuando solo éramos tres. Ya teníamos la rutina perfecta. Mi hija se dormía y teníamos tiempo de pareja. Ya habíamos pasado la etapa de desvelos y cansancio por las madrugadas y lo teníamos más dominado.

Realmente, ¿era más fácil? Yo creo que no. Definitivamente en ese momento no era fácil porque no lo habíamos experimentado, no habíamos crecido en esa etapa, no dominábamos lo que ahora si.

Veámoslo como un videojuego. Entre más avanzas, lo que dejas atrás lo ves como algo fácil, pero no olvidemos que nos costó trabajo para avanzar, para llegar al siguiente nivel. Nos caímos, lloramos, nos desesperamos, no encontrábamos como avanzar, y en ese momento todo parecía difícil y a veces sin salida, pero lo hicimos. Y ahora, dando un paso mas todo se ve “más fácil”.

Quiero pensar que así será después. Voltearé hacia atrás y tal vez todo lo vea mas sencillo y voy a querer volver a estos momentos.

Cada etapa tiene lo suyo, y con todo esto vamos creciendo, llenándonos de más experiencias y aprendizajes que nos hacen voltear hacia atrás y decir: “no era más fácil, pero ese momento me dio herramientas para crecer, y lo disfruté.”

…you got this mom!

Visualizando la rutina

Visualizando la rutina

Estos días de incertidumbre y estar en nuestras casas puede llegar a ser difícil, y mucho más con hijos que no entienden bien la situación (jajaja creo que ni nosotros) y quieren volver a sus actividades regulares. Es por esto que hice junto con M una lista de su rutina estos días y la pegamos en un lugar de la casa donde la pudiera ver.

Existen muchas formas de hacer una tabla para visualizar la rutina. Puedes hacerlo con fotos, dibujos hechos por ti, etc. Yo hice una que me pareció simple, ordenada y sobre todo fácil de imprimir y pegar.

Quiero compartirles el template que incluye 11 tarjetas + niño y niña, para que lo hagas junto con tus hijos y les ayude a visualizar su día.

Yo lo imprimí en hojas blancas y pintamos cada tarjeta. Cortamos y pegamos sobre unas hojas celestes que tenía en mi casa. La idea es que lo hagas con el material que tienes en casa, sin complicarte. A un lado pegamos la niña (literal con cinta mágica) y M la va moviendo conforme cambiamos de actividad.

Si llegas a hacerlo, no olvides en mencionarme en Instagram para ver como quedó.

Ánimo, estos tiempos pasarán y extrañaremos estos días con nuestros hijos.

Horario-YGTM

…you got this mom!

Working mom

Working mom

Cuando eres mamá por primera vez, te imaginas la vida después de tu bebé mucho más diferente que como realmente lo es. Sabes y conoces muchas historias de diferentes mamás y amigas porque muchas te dicen: “No sabes lo que te espera” “Duerme ahorita que puedes” “Ya no vas a tener tiempo para ti” y un millón de frases más, pero tu, honestamente no haces caso (y si si, no lo hagas jaja) y decides pensar “Están locas, yo si puedo”.

Nace tu bebé y te enfrentas a esta realidad que no dimensionabas ¡ni en tus sueños! un trabajo cansado y que no sabes cuando va a terminar. Pero después te vas volviendo más ágil… aprendiendo de los errores, haciendo y probando nuevas técnicas hasta tener “todo bajo control” y mucho más dominado el ser mamá.

¿Y después? ¿que pasa con tus planes?

Si antes de tener a tu bebé trabajabas, eras una mujer emprendedora, disfrutabas lo que hacías, o simplemente por necesidad salías a trabajar… ahora te preguntas ¿puedo volver a hacerlo? Y la respuesta es SI! siempre y cuando tu te sientas tranquila y segura de la forma en que regresas a tu vida laboral.

Te quiero dejar estos tips para regresar a tu trabajo y poder ser esa working mom sin descuidar a tu bebé.

Estar segura

Sé que muchas trabajamos no sólo por gusto, si no también por necesidad. Si tu no trabajas ¿quién compra los pañales? jaja pero este punto es clave, debes sentirte segura y feliz con tu decisión, porque como siempre sale la tía, abuela, prima, amiga que te dice: “No trabajes, debes de disfrutar a tu bebé” y ¡claro! pero también necesitas ese tiempo para ti profesionalmente en donde puedas crecer y desarrollarte. Una cosa no anula a la otra, pero por eso este punto es importante: mientras tu estés segura, esos comentarios no te van a afectar. Tú sabes que lo haces por ti y por tus hijos.

li-tzuni-507346-unsplashTu bebé en buenas manos

Obviamente el tema principal es: ¿y con quién dejo a mi bebé?

Existen muchas mujeres que tienen la ventaja de que su mamá o suegra pueden cuidar a su bebé y ellas ya ganaron jaja, pero existen otras (como yo) que no tenemos esa ventaja por diferentes razones, y buscamos otras opciones.

Una de ellas es tener a alguien en tu casa de confianza que pueda cuidar a tu bebé. Sé que es un tema difícil pero, cuando encuentras a la persona indicada podrás ver la luz. La otra opción es buscar y encontrar una guardería en donde te sientas cómoda dejando a tu bebé, y te sientas segura de que ahí va a estar bien. Existen muchas en donde te van dando seguimiento del día (en apps) y te avisan si comió, durmió, hizo popó, etc. Honestamente yo no soy tan intensa en ese sentido, pero existen este tipo de cosas para que tu estés más tranquila y sepas que esta en las mejores manos.

Un horario flexible

Vivimos en una época en donde ya no tenemos que estar sentadas 8 horas seguidas en un escritorio, existen muchas opciones y alternativas que nos ayudan a trabajar de diferente manera y ser mucho más productivas.

Si ya estabas trabajando en una empresa y regresas, puedes hablar con tu jefe y pedir un ajuste de horario para hacerlo más productivo y tu puedas salir antes y  estar con tu bebé. Ya existen muchas opciones de trabajo flexibles, entonces no tengas miedo a acercarte y preguntar si hay una solución para ti.

Y si de plano no llegaste a una solución, te tengo uno de los mejores tips: Bolsa Rosa
Esta es una bolsa de trabajo para mujeres que buscan tener un trabajo productivo pero también tiempo con sus hijos ¡Hay muchas vacantes y opciones en diferentes empresas donde puedes crecer profesionalmente! Una muy buena opción.

Balance

Aunque queremos hacer mil cosas al mismo tiempo, debemos aprender a concentrarnos en una tarea a la vez, así que si estamos en el trabajo… ¡estamos en el trabajo! sé que al principio vas a querer estar viendo todo el tiempo como esta y que hace tu bebé, pero somos más productivas si nos concentramos en donde estamos y terminamos nuestro trabajo a tiempo para después disfrutar el tiempo en familia.

Y así mismo, si estamos con nuestro bebé… nuestra atención es 100% a el. Si no lo haz visto en varias horas, lo primero que va a querer es estar contigo, así que hay que darle tiempo de calidad.


Si decides regresar a trabajar, ¡siéntete feliz y disfrútalo! Que nadie te haga sentir mal por tener unas cuantas horas al día para ti y tu desarrollo profesional. Hoy en día existen muchas mujeres que trabajan diario por sus familias, para sacar adelante a sus hijos, para tener mejores oportunidades, etc.

Siempre recuerda que tus hijos son el reflejo de ti, y ellos sabrán que tienen a una mamá trabajadora que lucha por lo que quiere.

“Girls should never be afraid to be smart”
— Emma Watson

…you got this mom!

¡Bienvenida!

¡Bienvenida!

¡Hola!
Soy Lily y soy mamá primeriza… si jaja no es algo fácil, lo sé. Quise crear este espacio desde que estaba embarazada y nunca me atreví hasta hoy.

Un poco de introducción…
Vivo en Monterrey, soy diseñadora gráfica (amo mi carrera) tengo 26 años, soy la mayor de mis hermanos, la primera de mis amigas que se casa y tiene una bebé, por lo tanto nunca tuve esa amiga que te explica todo… esa amiga que ya pasó por lo que tu estas experimentando y puede tranquilizarte y decirte que todo va a estar bien.

Desde que estaba embarazada me entraban mil dudas desde que cosas son útiles para comprar para un bebé (porque claro… hoy en día te bombardean de mil cosas que nunca vas a necesitar), hasta si lo que sentía era normal, en cuanto a emociones, sentimientos, dolores, etc. Me apoyé mucho en mi mamá, y leía muchos blogs para mamás… pero nunca encontré uno que me hiciera sentir acompañada, y de ahí surgió la idea de crear un espacio para todas las nuevas mamás y las que ya tienen más experiencia (para que nos ayuden! Jajaja)

Un espacio donde puedas encontrar información como si platicaras con esa amiga que ya pasó por eso o mínimo te entienda y grite, llore y se ría junto contigo. Obviamente yo no soy la experta en nada… todos los días aprendo algo nuevo y me impresiono y enamoro de todo esto de ser mamá, pero creo que esta cool poder platicarte mi experiencia y principalmente lo que a mi me hubiera gustado que me dijeran.

Quiero que este espacio también se convierta en tuyo! Que puedas leer e identificarte o aportar y darme tips también que los necesito muchísimo!!!
Aquí vamos a desahogarnos y platicar como amigas, cero formalidades y nada de juzgar a nadie, todas somos diferentes pero nos une el ser mamás.

Gracias a mi esposo, a mariana, mi familia y amigas que me empujaron a empezar esto… los quiero!

…you got this mom!

“Surround yourself with only people who are going to lift you higher.”  — Oprah