Road trip con tu hij@, y no morir en el intento

Road trip con tu hij@, y no morir en el intento

Se acercan las vacaciones y como siempre, quiero dejarles algunos consejos para viajar con tu hij@, pero esta vez en roadtrip!

Mi esposo y yo somos fans de viajar en carretera, me encanta ver y conocer nuevos lugares mientras vamos en el camino, también porque salen platicas y temas que solo se te ocurren en ese momento. Ahora con Mariana (1 año 6 meses) nos toca viajar en carretera por lo menos unas 6 horas, y claro que me da miedo y estrés el que va a hacer todo ese tiempo y si va a aguantar.

He tratado de organizarme y poner en lista todo lo que debemos llevar para hacer de este viaje algo mucho mas tranquilo y placentero para todos. Es por esto que si sales de viaje por carretera, te dejo estos tips para que disfrutes mucho más y no te vuelvas loca jajaja.

1. Planea salir temprano

Es mucho mejor salir a un viaje de carretera lo más temprano que puedas, así aprovechas que no hay tanto tráfico, y también que tu hij@ seguirá medio adormilado y tarda en despertar.

Por ejemplo, una buena hora para salir pueden ser las 6:00 am, obviamente tu haces todo desde antes… suben maletas al carro, bolsa, snacks, biberón preparado, y ya que esté todo listo… 5:50 am tu estas despertando a tu hij@ y lo subes al carro. Que sea lo último que hagas para ya irse, porque así no le da tiempo ni de empezar a llorar, gritar o sacarse de onda jaja y ya en el trayecto le puedes dar su biberón, leche, o lo que sea que le des por la mañana.

2. Comodidad

Viste a tu hij@ con ropa cómoda. Se que muchas veces queremos traer a nuestros hijos como modelos, jaja pero está vez pueden ir hasta en pijamas, porque será un largo camino y no queremos que lloren por incomodidad. Puede estar descalzo si hace calor, o un mameluco si hace frío a donde vas, lo importante es que no se sientan con algo apretado e incómodo.

3. Prepárate con snacks

¡Esto no puede faltar! Ten preparado snacks para tooooodo el viaje. Debes de tomar en cuenta que si se salen a las 6:00 am, su desayuno va a tocar en medio del trayecto, entonces ¡tenlo listo! Un tip es que puedes cocinar algo fácil una noche antes… lo que yo hago son hotcakes de avena y plátano (esos nunca fallan) y ya los llevo cortados en cuadritos para que ella se los pueda ir comiendo. Para mí es el desayuno más fácil y completo.

Además de eso, lleva su fruta favorita, termo con agua, tal vez sus galletas favoritas, etc. Lo importante también es que sean alimentos que no hagan mucho mugrero y no tengas que batallar después.

4. Mantén todo en orden

Muchas veces cuando viajamos metemos todo en mochilas, bolsas y maletas y no sabemos donde esta nada… jaja ¿te suena? Entonces, mantén todo en su lugar y que tu conozcas y sepas donde está cada cosa que necesitas. Por ejemplo, todos los snacks, llévalos en una caja pequeña que puedas tener a la mano, ahí mismo lleva unas wipes porque las vas a necesitar. En otra caja lleva sus juguetes o actividades para el camino, y en otra todo lo necesario para cambio de pañales, si toma alguna medicina, o crema, repelente, que se yo.. lo que creas necesitar en ese momento. Cada cosa en su lugar, y vas a ver como te funciona mucho más sin tenerlo todo regado por todas partes.

5. Lleva lo necesario, y tantito más

Sabemos que debemos de viajar ligero, pero con un niño todo se vuelve mas complicado. Trata de llevar lo necesario, pero un poco más…¿a que me refiero? a un poco mas de pañales, un poco más de juegos (pequeños) un poco más de snacks… etc. Todo esto obviamente para prevenir y que no haya un momento en donde necesites de alguna de estas cosas y no puedas hacer nada. Imagínate que se hizo popó… se manchó tod@ y no tienes wipes suficientes, o un cambio de ropa… jajaja lo digo porque ya me pasó.

También que no se te olvide tener a la mano un kit de primeros auxilios a la mano. Realmente algo que me encanta es que mi esposo es el más precavido del mundo y tiene uno siempre en la camioneta, nunca sabes cuando lo vas a necesitar, así que no está de más.

6. Planea las paradas

Así como tu necesitas estirar las piernas, ellos también necesitan ese break y poder respirar un poco de aire fresco, así que planea las paradas que vayan a hacer para que en ese momento no esté en su siesta, y pueda disfrutar tantito de salirse del carro. Además si todavía usa pañal, pues ese es el momento para cambiarl@, etc.

7. Actividades

Ufff esto no se nos puede olvidar. ¿Como mantienes entretenido a un toddler? jaja pues ponte MUY creativa porque serán muchas horas sentado en un lugar, y va a querer hacer cosas. En mi caso, me puse a investigar un poco, porque no quiero que se me acaben las ideas en ese momento… y encontré varias actividades que puedes llevar para el camino.

Te voy a enlistar aquí algunas de las que se me hicieron más interesantes:

  • Cuentos
  • Post-its y un bote (puede ser un bote vacío de avena) este me dió mucha curiosidad, pero literal así estaba en pinterest, que muchos niños se entretenían pegando post-its jajaja y bruto porque no hacen mugrero.
  • Jugetes pequeños que sean fáciles de transportar
  • Blocks (para armar)
  • Bote vacío con pelotitas (Mariana puede pasar horas metiendo y sacando cosas de un bote jajaja)
  • Cuadernos para pintar
  • iPad con películas. Honestamente, nosotros decíamos que jamás íbamos a usar el iPad, pero si ya intentamos de todo, también no pasa nada el ponerle una película y que se entretenga un rato… Nosotros también lo hacíamos cuando éramos chiquitos.

8. Cortinas para el sol

Me imagino que todas ya tienen alguna de estás en su carro, pero si no ¡hazlo ya! jaja son estas cortinas que pegas en la ventana para que no en entre el sol en la cara a tu hij@ y no esté incómodo. Venden por todas partes, lo importante es que estén protegidos y disfruten del camino sin el sol directo en su cara. Aquí te dejo este link donde puedes ver de cuales hablo.

9. Playlist favorita

Lo mejor y que siempre va a alivianar un mal momento es la música. Ya se que muchas traemos en el celular toooodas las canciones favoritas de nuestros hijos y ya casi hasta las cantamos cuando no están jajajaja, pero es muy importante tenerlas a la mano, de todos los estilos y sonidos diferentes que sepas que le encantan a tu hij@. Entre más variedad mejor para que no te desesperes de escuchar lo mismo una y otra vez.

También baja música que a ti te guste, así cuando se quede dormid@ puedas cambiar de mood, relajarte y tampoco está de más que tu hijo se aprenda una que otra canción que es tu favorita.

10. Disfruta el momento

Sabemos que puede llegar a ser desesperante pasar muchas horas en carretera, pero disfruta de la convivencia familiar, las pláticas, risas y hasta llantos de tu bebé… jaja podemos hacer muchas cosas y ser precavidas, pero siempre pasará algo inesperado así que relájate y disfruta porque estas de vacaciones.


Si te funcionan estos tips, por favor no dudes en compartirlo en mi instagram, y platicarme como te fue en tu viaje. También si tienes algún otro consejo que crees que pueda ser útil ¡compártelo!

… you got this mom!

3 cosas que tus hijos necesitan de ti

3 cosas que tus hijos necesitan de ti

Ser mamás significa entrega total, pero ¿realmente estamos entregando cosas positivas?

Esta es una pregunta que me hice hace poco y quiero compartirla con ustedes. Sé que muchas veces damos todo nuestro tiempo, disposición, paciencia, horas de sueño, y un millón de cosas más, pero dejamos a un lado lo más importante… ¡NOSOTRAS MISMAS!

En un día lleno de tareas, quehaceres, trabajo y demás, no nos damos el tiempo para pensar en nosotras, lo que queremos y necesitamos. Esto no significa que seas egoísta, es que necesitas estar bien contigo misma para poder estar bien con tus hijos, esposo, familia, etc.

¿Te ha pasado que entras en un quiebre emocional por cansancio, desesperación o tristeza? Sabes que tienes todo y debes estar agradecida, pero simplemente ¿pasa por tu cabeza el querer gritar y llorar porque a veces no sabes manejar las situaciones?

Creo que todas llegamos a este punto en donde todo gira entorno a tus hijos (y no es algo malo) solo que también debes pensar en ti para poder tener un balance y estabilidad emocional en tu vida.

Nunca olvides que tus hijos son tu reflejo al 100%, así que aquí te dejo estos 3 puntos que para mí han sido clave para estar bien ye entregar lo mejor de mi.

dakota-corbin-243775-unsplash

Ser agradecida

Muchas veces se nos olvida dar gracias por lo que tenemos y somos. Se nos olvida que tan siquiera despertar cada mañana es un milagro (y no me quiero poner religiosa ni nada jaja) pero el simple hecho de poder despertarnos es algo positivo.

Ver y asombrarnos por cada detalle, por más tonto que parezca. Muchas veces no nos damos cuenta de todo lo que tenemos, tus hijos, familia, casa, amor, etc. Algo que me sirve mucho es que cada vez que me nos vamos a dormir, junto con mi esposo, pensamos  y nos decimos las cosas positivas que pasaron en nuestro día. Porque tiiiiipico que cuando él llega del trabajo y estas platicando con él salen puras quejas “¡Estoy muerta!” “Hoy Mariana se puso super necia” “Quiero dormir” “Mi jefe me dijo tal…” ” Tuve una junta larguísima” y así un sin fin de oraciones que todas podrán imaginar.

No esta mal platicar lo negativo de su día, tampoco digo que sean las más alegres de la vida jaja pero cuando platicamos y vemos lo positivo de nuestro día, te das cuenta que el simple hecho de que jugaste con tu hij@, que se atacó de la risa, que te dio un abrazo, vale mil veces más que todo lo demás.

Tiempo para ti

Uffff y con esto es con lo que mas batallamos algunas (me incluyo 100%) pero todas sabemos que es verdad. Como lo decía antes, tu no puedes dar el 100% si ni siquiera te sientes así. ¿Como puedes dar amor, si no te das amor a ti misma?

Busca algo que te guste, y no digo que tenga que ser ejercicio… porque muchas veces “tiempo para ti” lo relacionamos con eso. Algo que te apasione, que te haga sentir útil y productiva (por ejemplo, para mi es escribir). Puede ser desde tomar clases de algo, cocinar, darte un baño y tardarte horas, salir con amigas a cenar, ¡lo que sea! pero que sea tuyo.

Un momento en donde puedas pensar, relajarte y ser tú… la que eras antes de tus hijos, antes de tu pareja, antes que nadie… ¡TÚ!

Cuando te consientes con algo, te apapachas y te das tantito amor, vas a ver cambios super diferentes con tus hijos y pareja, porque como ese momento es para ti, te relajas y ¡ya puedes estar al 100%!

Cuídate

Cuídate en todos los sentidos de la palabra. Desde estar sana, comer y sentirte bien hace que rindas mas en tu día y puedas aportar más cosas con tus hijos y familia.

Cuídate a ti misma. No se si les pase, pero muchas veces por estar haciendo mil cosas, te das cuenta que ni siquiera te alcanzaste a bañar, arreglar, o hacer algo por ti en el día… si a ti te gustaba salir y estar arreglada, ¡hazlo! aunque estés en tu casa todo el día, pero si eso te hace sentir bien, no dejes de cuidarte. Tal vez hacer ejercicio era lo que te mantenía fuerte, en forma, sana, y lo dejaste de hacer después de que nació tu bebé, no dejes de darte ese espacio en donde cuidas tu cuerpo.

Muchas veces, ni siquiera encuentras tiempo para comer… ¡no lo dejes pasar! es importante que no te descuides, porque debes estar sana por ti y para ellos. Para rendir mejor en el día, para sentirte bien y no sentirte cansada.

“Take care of yourself first. You can’t pour out an empty cup.” 
— Unknown

Te comparto estos 3 puntos porque creo que son algo básico que ya sabemos, pero que muchas veces no nos sentamos a reflexionar y no los ponemos en acción.

Sé agradecida, date tiempo para tí y cuídate. Es muy importante que tu estés bien para poder entregar ahora sí el 101% y tus hijos sean más felices teniendo a una mamá que se ama y puede con todo.

…you got this mom!

 

Vivir como niño

Vivir como niño

Una de las etapas más divertidas es la niñez. No existen preocupaciones grandes, ni responsabilidades, y todo lo ves con admiración.

Al ser mamá, me he dado cuenta de las cosas tan pequeñas y tal vez que consideramos comunes las pasamos de largo y no les damos el valor que merecen, como lo hacíamos cuando éramos niños.

Muchas veces me he topado con papás que quieren que sus hijos sean perfectos en todo. Que sean los mejores en la escuela, en sus clases de baile o fútbol y que tengan todo en orden. Sé que hay diferentes opiniones respecto a la educación de los hijos, pero sólo hay una oportunidad para ser niño.

Veo a Mariana y me hace feliz ver como sonríe cuando se despierta todas las mañanas, se ríe con una canción, se impresiona cuando ve a un animalito, se emociona cuando prueba una nueva comida, llora si se pegó y a los 5 minutos ya se le olvidó. Todas estas cosas tan sencillas me hacen recordar lo simple y sencilla que puede ser la vida.

Obviamente no digo que todo es color de rosa y siempre vamos a vivir en un mundo feliz porque todos tenemos nuestros momentos de estrés, querer gritar de desesperación y llorar por muchas cosas jaja… pero creo que es bueno a veces darnos un tiempo y observar a nuestros hijos y darnos cuenta de las cosas tan sencillas que los hacen felices y reconocer esos pequeños detalles en nuestra vida.

Vivamos más días como nuestros hijos. Más días siendo niños, riéndonos con ellos y admirándonos por todo lo que están aprendiendo.