Bebé estrella

Soy Melissa González, esposa de César Tamez y mamá de un bebé estrella y de César. Tengo 28 años y soy de Monterrey.

En este mes de Octubre se honra y recuerda a todos aquellos bebés y embarazos perdidos. Esta es, sin duda una de las experiencias más difíciles y dolorosas que una familia puede vivir y es por eso que quise compartir mi experiencia, para que otras parejas que estén pasando por esto no se sientan solas y que tengan la confianza de que hay luz después de la tormenta.

Mi esposo y yo nos casamos en el 2016, después de 8 años de novios, él de 24 años y yo de 25, la mejor decisión de mi vida. 

Nuestro deseo desde novios era ser papás pero al mismo tiempo queríamos esperarnos un poco de tiempo para ese momento. Disfrutamos al máximo dos años y se llegó el día en el que dijimos “Estamos listos”.

Todo fluyó excelente, ¡Me embaracé en el primer mes! No lo podíamos creer y la felicidad y expectativas eran tan grandes. 

Desde que te enteras empiezan los planes, las ilusiones, revisar fechas, planear qué se va a comprar, compartir la noticia con tus familiares y amigos etc. Y nunca NUNCA esperas que tú serás una de las tantas historias que escuchas de la amiga, de la hermana, de la prima… OBVIO a mí no me va a tocar, más bien, nisiquiera lo piensas, no es opción.

A mis 12 semanas, en la madrugada antes de mi cita del mes, comencé con sangrado. Al siguiente día por la mañana fuimos con el doctor y OH sorpresa, no estábamos listos para escuchar esa noticia. Nunca olvido las palabras del doctor: “El saco se colapsó”

Yo solo pregunté ¿Y eso qué es? Con esperanza que me dijera que ocuparía tal vez alguna medicina, reposo o cualquier otra cosa menos lo que terminamos escuchando: “Su bebé ya no creció desde la ultima vez que vinieron, lo siento”. Las palabras más fuertes y dolorosas que he escuchado. En un segundo se rompe toda expectativa, ilusión y deseo que pudiste haber tenido, en pocas palabras: Se te viene el mundo encima. A todo esto se le agrega ver el dolor de tu esposo y compartir con él lo que sólo TÚ y ÉL pueden llegar a sentir en esos momentos. Y sí, me di cuenta que él también lloraba y él también sufría y eso me hacía la pena aún mayor, quererlo animar pero no poder por compartir el mismo dolor. Esto nos ayudó a crecer como pareja, a amarnos y comprendernos más y a conocernos en un ámbito de la vida en el que nunca nos había tocado estar. Al final del día ya compartíamos lo más grande y hermoso de la vida, nuestro sueño de ser papás que aunque había durado solamente 12 semanas, para nosotros fueron las más maravillosas. 

César: Gracias por tus palabras, tus abrazos y tu amor en esos momentos. Fuiste TODO para mí para salir adelante. 

Por otro lado, la mente es tu peor enemigo. Las dudas, preguntas y miedos son lo que más difícil hacen esta etapa de duelo. ¿Por qué a mí? ¿Habré hecho algo mal? ¿No me cuide lo suficiente para mi bebé? Tal vez no debí de haber ido a caminar, comido esto, cargado aquello.. Y como mamá primeriza ¿Nunca me voy a poder embarazar? ¿Me tardaré años en lograrlo? ¿Me va a volver a pasar?

Lo más importante que aprendí de esta experiencia fue a entender y ser empática con mujeres que han pasado por esto. Y no importa si tenían 5, 20, 30 semanas de embarazo, es su bebé y sólo la que pasa por eso puede entender realmente el sentimiento. Evitemos los comentarios como “Ahh no pasa nada, tenías poquito” “No llores, ya verás que te embarazas rápido otra vez”, etc. 

Tan solo 3 meses después, me volví a embarazar y todo fluyó excelente. Hoy, un año y medio después, soy mamá de César, es sin duda lo mejor que me ha pasado en la vida. Algo que ni en mi más grande sueño me llegué a imaginar. Y aunque nunca se olvida y aún duele, me queda claro que llega la calma, la luz y las respuestas a tantas preguntas. 

Una gran amiga me dijo en su momento y nunca lo olvidaré: “Esta experiencia es una razón más para aspirar llegar al cielo.. para conocer su carita algún día” Y sí, tengo mi fe fuertemente puesta en estas palabras. Algún día conoceré y abrazaré a mi chiquit@.

A tí mamá que pasaste por esto, comparto tu dolor, entiendo tus pensamientos y miedos. No estás sola. No pierdas la esperanza. Sigue adelante y pronto, muy pronto recibirás la sorpresa más grande y hermosa de tu vida.

Con todo mi corazón a mi primer bebé:

Te pedí con mi fuerza al universo,

Te escribí en un par de versos que mandé volando al cielo.

Te pedí, te soñé y te amé sin conocerte.

Mis abrazos te llamaban a un ladito de la cama.

Te soñé, presentí cada día tu mirada, tu llegada.

¡Te amo!

ygtm

2 thoughts on “Bebé estrella

  1. Hola Meli soy regia tmb y comparto tu dolor. Es algo que se ha vuelto un tabú en nuestra sociedad y se requiere el valor que tu has tenido para escribir acerca de esto. Soy Jessy tengo 31 años y te cuento mi historia teníamos también dos años de casados mi esposo y yo cuándo decidimos buscar un bebé de inmediato dio positivo y estabamos que brincabamos de felicidad incluso era Abril y con un huevo de pascua le dimos la noticia a los abuelos sin embargo a las 6 semanas llego la cita con la ginecóloga, por suerte era tan pequeño que no alcanzamos a escuchar su corazón y después sabrás porque dije por suerte la ginecóloga me mando tomar aspirina protect y me dijo que me veia a las 8 semanas de nuevo dijo que por ser muy pequeño aún no se podía visualizar yo le creí y me fui con mi ilusión mas grande de ser mamá junto con mi esposo . Regresamos a la próxima cita y estabamos deseosos de ver a nuestro bebé pero nos dijo solo veo el saco no hay nada. Me quede atónita porque ni siquiera sabía que eso podía pasar nadie cuenta nada de eso y pues me programo un legrado me dijo es anestesia gral no duele a final de cuentas pues pase por eso y ella me dijo eres joven no te preocupes en 3 meses pueden intentarlo nuevamente. Me quede con esas palabras y para mi eran los 3 meses más eternos del mundoo pero tenía fe y estaba aferrada a ser mamá al costo que fuera le pedi a Dios con todas mis fuerzas y si logré otro embarazo a los 3 meses y fue así como tuvimos mi esposo y yo a nuestro Andy un milagro de Dios. Ocurre que pasa el tiempo ya tiene el 3 años y nosotros nos ibamos de segunda luna de miel y dijimos vamos a intentar un hermanito porque no y nos preparamos fuimos al gine y el decia todo perfecto entonces planeamos como seria el cuarto si fuera niño y como seria si fuera niña y soñamos hacerlo en vegas para decirle a la familia vegas baby en fin mil historias planeadas pero Dios tenia otros planes inmediatamente quedamos embarazados y nuevamente con mil sueños e ilusiones brincabamos de felicidad no cabia mas felicidad en nosotros fuimos a la primera cita y no se veia regresamos a la segunda y nos lo mostro el dr dijo que estaba bien prendido y su corazón recuerdo ese sonido mas dulce y mas hermoso del mundo entero. ya estaba por cumplir la cita de las 12 semanas y yo moria de ilusion por poder gritarle al mundo nuestra ilusión de ser papas nuevamente y los planes cambiaron tuvimos una boda una noche anterior donde bailabamos felices y nos veiamos a los ojos pero al dia siguiente nos esperaba una tragedia empece a manchar era domingo y le marque rapidamente a mi gine muerta de miedo y con esperanzas fuimos a verlo y ahi el mundo se me cayo encima me acosto vi la pantalla y pude ver junto con mi esposo que el corazón de mi bebe ya no latió fue como si un huracán tumbara de paso todas las ilusiones sueños alegrias deseos fue como si un fuego me quemara por dentro . El Dr recomendo legrado y le dije solo quiero estar dormida completamente y que fuera anestesia gral y me dijo que si pero tenian que pasar horas sin ayuno y llegue a mi casa y comenzaron unos dolores terribles como de parto y supe en ese instante que me estaba separando de mi bebé de mi ilusión mas grande y hermosa afronte los dolores pero le renegaba a Dios con todo mi corazón ( porque a mi, porque mi bebé) porque y no habia razon ni el dr sabia darla y cuándo llegue al hospital peor aun porque ese dia celebraban la feria de la maternidad y habia huellitas rosas y azules en el piso y mi mundo se caia encima esta vez no era el primero era el segundo y fue tan desgarrador mi dolor que me prometi no volver a pasar por aquello aunque me digan tu puedes a los 3 6 meses no! cada quién elige y algo me queda muy claro “ todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su tiempo y tiene su hora” nosotros no tenemos control de nuestra vida solo Dios me quedo claro que yo no estaba viviendo la vida que queria trabajando arduamente para llegar cansada y no poder ni jugar con mi hijo tuve depresión post parto una depresión tan profunda que jamás quiero volver a sentir me hundi en el pozo mas profundo al que jamas quiero volver senti que toque las llamas del infierno a las que jamas quiero regresar. Hoy por hoy sólo me queda ser quién soy vivir para darle lo mejor a mi hijo, ser una mejor persona dar la mejor expresión de mi ser amar mas de lo que alguna vez ame a los niños para poder enseñar a quienes padecen necesidades especiales, ver a mi bebe en cada sonrisa no solo de Andy sino de los demás bebes, ver a mi bebe en cada llanto de un niño, ver a mi bebe en cada paso de mi vida. Disfrutar a mi familia vivir mi dia sin prisa como yo quiero vivirlo contemplar el sol, las montañas, la lluvia toda la naturaleza y creación de Dios. Hoy sólo quiero vivir el regalo que es la salud y la vida.

    Las amo mamitas guerreras ustedes que como yo tenemos ya sea 1,2,3 bebés en el cielo ellos nos van a esperar ahi con los brazos abiertos. Yo les puse nombre a mis bebes y llevo dos alitas en una pulsera no me los tatue pero los llevo ahí conmigo porque ellos marcaron una diferencia muy grande en mi vida. Ellos viven y viven en el cielo mi beba se llama Valeria y mi segundo bebe Felipe sin duda Felipe vino a cambiar mi vida de una manera impresionante como un huracán pero ese huracán ya se convirtió en un arcoíris 🌈 y ahora sólo queda el bello sentimiento de sentir el amor mucho amor para mi y para los demás y para las mamitas que pasan por esto y ya son unas guerreras🥰

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s