Mamá de cinco

Soy Angelica Benítez tengo 33 años, soy de Tijuana B.C  y soy mamá de 5 , Gael, Valentina, Damián, Mariajose y Silvanna, que van de 1 a 14 años.
Las preguntas que con más frecuencia me hacen son: ¿Cómo le haces con cinco? ¿Cómo tienes tantos ánimos? ¿Cómo te das el tiempo?

Últimamente por obvias razones pienso más de dos veces para hacer las cosas, por el cansancio que implican 5 hijos, pero siempre trato de hacer mi mayor esfuerzo, porque sé que el tiempo no regresa, los hijos crecen y cuando menos piensas se van.

Que dramática me escuché, pero yo que ya tengo un hijo de casi 15 años, de verdad que ¡el tiempo pasó en un abrir y cerrar de ojos!

Es difícil, sí, no lo voy a negar, pero el amor que siento por ellos es tan grande que no importa estar cansada todo el tiempo. No seré la mejor mamá del mundo, solo trato de que mis hijos sean felices, inculcarles amor, respeto, fe.

El mejor consejo que yo puedo dar es: “NO te estreses mamá”, la casa ya se limpiará, la ropa ya se lavará, respira y vive FELIZ, por que eso, es lo que más necesitan los hijos, una MAMÁ FELIZ.

¿Cómo le hago con 5? Pues así… le hago… jaja siempre contesto…

IMG_6854
Vivimos en la ciudad de San Diego Ca. y aquí es un poco complicado conseguir ayuda doméstica, y si, como dicen “pobres y de familia numerosa” jaja, tenemos que administrar muy bien el dinero, así que manos a la obra y a limpiar todos!
Los niños tienen obligaciones en casa, como lavar trastes, sacar basuras entre otras, cosas simples pero que son de mucha ayuda y a la vez  estoy creando un buen hábito en ellos. Así que si les sirve como consejo, háganlo y me dicen si les funcionó.

Otra cosa que me parece importante, como no tenemos quien nos ayude a cuidarlos, estamos acostumbrados a estar siempre juntos, al principio yo no me acostumbraba y se me hacía pesado, hasta prefería no salir de casa (a lo mejor les pasa  alguna de ustedes), pero me tuve que acostumbrar y sacar fuerza y ánimo para salir, no podía estar encerrada todo el tiempo, por salud mental y por los niños, así que me quite la flojera y a la calle con todos siempre. Pero de eso salió algo muy bueno, la convivencia entre nosotros es lo mejor, claro que ahorita en la adolescencia hay un poco de problemas jaja pero no tan grandes, siempre les enseñamos el respeto y amor entre hermanos y creo que ha funcionado.

Lo que más quisiera compartir es, que el amor de madre es tan grande, que si se puede, que tú puedes… hay días difíciles, días tristes, días complicados pero al final del día están ellos, con hermosa sonrisa y una mirada que lo dice todo: “Te Amo Mamá”
¡Si yo puedo, tu puedes!
Es cuestión de actitud y amor…
ygta