Querida futura mamá

Hoy quiero escribirte a ti, futura mamá, que acaba de cambiar tu vida con una simple noticia y estalló tu corazón con mil emociones.

Al principio sentirás que el tiempo pasa muy lento, y estarás ansiosa por ver la cara de tu bebé… contarás los días y semanas para poder tenerlo en tus brazos y te aseguro que mas rápido de lo que crees lo tendrás.

Quiero decirte que los cambios son reales. Tu cuerpo es sabio y es increíble como el cansancio se apodera de ti, más los primeros meses. Sentirás tanto sueño que ni siquiera entenderás porque pesan tanto tus ojos, y esperarás con ansias el momento de volver a tu cama.

Probablemente escucharas mil consejos, de tías, mamá, suegra, amigas, y hasta de algunos hombres que creerán conocer el dolor de parto. Probablemente alguien te recomendará libros, los leas, vayas a cursos, te informes, te asesores, preguntes, pero hoy te digo: nada de esto se compara con la realidad, con TU realidad.

Todas las historias que escuches, el típico “aprovecha y duerme”, las anécdotas de cada mujer cercana en tu vida de como nació su bebé serán diferentes a tus propias historias.

No te estreses tanto por lo que va a pasar y como va a pasar, está bien informarte de todo, pero al mismo tiempo esta bien no saber tanto. Tu cuerpo está diseñado perfectamente que sabe como tener vida dentro de el, y sabrá que hacer cuando llegue el momento.

Nueve meses le toma a tu cuerpo cambiar en todos los sentidos, no esperes tener un cambio de la noche a la mañana después de haber tenido a tu bebé. Todo lo que ves en las redes sociales pocas veces es real, y no hay mamá que no haya sufrido. Abrázate y dale las gracias a tu cuerpo por este gran milagro llamado vida.

Querida futura mamá, hoy solo quiero decirte que disfrutes el momento, pero también se vale quejarse, decir que estás incómoda y sin poder dormir. Todas lo hemos vivido y sabemos que es REAL y también nos quejamos más de una vez.

No te compares con otras historias, estás a punto de crear la tuya. Si tienes miedo, de no saber que va a pasar, no saber que hacer o como ser mamá, no te preocupes, lo seguirás teniendo. Pero nacerá algo mucho más grande en ti, nacerá saber que hacer en momentos de crisis, tu instinto, una mujer nueva, un corazón más grande, unas fuerzas inexplicables, unos oídos que escuchan a kilómetros de distancia, ganas de vivir mejor, de hacer mejor las cosas, un amor incondicional que jamás creíste que podía existir.

Nacerá en ti la mejor mamá para tu hijo.

… you got this mom!