3 cosas que tus hijos necesitan de ti

Ser mamás significa entrega total, pero ¿realmente estamos entregando cosas positivas?

Esta es una pregunta que me hice hace poco y quiero compartirla con ustedes. Sé que muchas veces damos todo nuestro tiempo, disposición, paciencia, horas de sueño, y un millón de cosas más, pero dejamos a un lado lo más importante… ¡NOSOTRAS MISMAS!

En un día lleno de tareas, quehaceres, trabajo y demás, no nos damos el tiempo para pensar en nosotras, lo que queremos y necesitamos. Esto no significa que seas egoísta, es que necesitas estar bien contigo misma para poder estar bien con tus hijos, esposo, familia, etc.

¿Te ha pasado que entras en un quiebre emocional por cansancio, desesperación o tristeza? Sabes que tienes todo y debes estar agradecida, pero simplemente ¿pasa por tu cabeza el querer gritar y llorar porque a veces no sabes manejar las situaciones?

Creo que todas llegamos a este punto en donde todo gira entorno a tus hijos (y no es algo malo) solo que también debes pensar en ti para poder tener un balance y estabilidad emocional en tu vida.

Nunca olvides que tus hijos son tu reflejo al 100%, así que aquí te dejo estos 3 puntos que para mí han sido clave para estar bien ye entregar lo mejor de mi.

dakota-corbin-243775-unsplash

Ser agradecida

Muchas veces se nos olvida dar gracias por lo que tenemos y somos. Se nos olvida que tan siquiera despertar cada mañana es un milagro (y no me quiero poner religiosa ni nada jaja) pero el simple hecho de poder despertarnos es algo positivo.

Ver y asombrarnos por cada detalle, por más tonto que parezca. Muchas veces no nos damos cuenta de todo lo que tenemos, tus hijos, familia, casa, amor, etc. Algo que me sirve mucho es que cada vez que me nos vamos a dormir, junto con mi esposo, pensamos  y nos decimos las cosas positivas que pasaron en nuestro día. Porque tiiiiipico que cuando él llega del trabajo y estas platicando con él salen puras quejas “¡Estoy muerta!” “Hoy Mariana se puso super necia” “Quiero dormir” “Mi jefe me dijo tal…” ” Tuve una junta larguísima” y así un sin fin de oraciones que todas podrán imaginar.

No esta mal platicar lo negativo de su día, tampoco digo que sean las más alegres de la vida jaja pero cuando platicamos y vemos lo positivo de nuestro día, te das cuenta que el simple hecho de que jugaste con tu hij@, que se atacó de la risa, que te dio un abrazo, vale mil veces más que todo lo demás.

Tiempo para ti

Uffff y con esto es con lo que mas batallamos algunas (me incluyo 100%) pero todas sabemos que es verdad. Como lo decía antes, tu no puedes dar el 100% si ni siquiera te sientes así. ¿Como puedes dar amor, si no te das amor a ti misma?

Busca algo que te guste, y no digo que tenga que ser ejercicio… porque muchas veces “tiempo para ti” lo relacionamos con eso. Algo que te apasione, que te haga sentir útil y productiva (por ejemplo, para mi es escribir). Puede ser desde tomar clases de algo, cocinar, darte un baño y tardarte horas, salir con amigas a cenar, ¡lo que sea! pero que sea tuyo.

Un momento en donde puedas pensar, relajarte y ser tú… la que eras antes de tus hijos, antes de tu pareja, antes que nadie… ¡TÚ!

Cuando te consientes con algo, te apapachas y te das tantito amor, vas a ver cambios super diferentes con tus hijos y pareja, porque como ese momento es para ti, te relajas y ¡ya puedes estar al 100%!

Cuídate

Cuídate en todos los sentidos de la palabra. Desde estar sana, comer y sentirte bien hace que rindas mas en tu día y puedas aportar más cosas con tus hijos y familia.

Cuídate a ti misma. No se si les pase, pero muchas veces por estar haciendo mil cosas, te das cuenta que ni siquiera te alcanzaste a bañar, arreglar, o hacer algo por ti en el día… si a ti te gustaba salir y estar arreglada, ¡hazlo! aunque estés en tu casa todo el día, pero si eso te hace sentir bien, no dejes de cuidarte. Tal vez hacer ejercicio era lo que te mantenía fuerte, en forma, sana, y lo dejaste de hacer después de que nació tu bebé, no dejes de darte ese espacio en donde cuidas tu cuerpo.

Muchas veces, ni siquiera encuentras tiempo para comer… ¡no lo dejes pasar! es importante que no te descuides, porque debes estar sana por ti y para ellos. Para rendir mejor en el día, para sentirte bien y no sentirte cansada.

“Take care of yourself first. You can’t pour out an empty cup.” 
— Unknown

Te comparto estos 3 puntos porque creo que son algo básico que ya sabemos, pero que muchas veces no nos sentamos a reflexionar y no los ponemos en acción.

Sé agradecida, date tiempo para tí y cuídate. Es muy importante que tu estés bien para poder entregar ahora sí el 101% y tus hijos sean más felices teniendo a una mamá que se ama y puede con todo.

…you got this mom!