Un embarazo diferente

Por: Carolina Sánchez

Después de 9 meses, estoy a punto de llegar al final de mi embarazo en donde he vivido de todo. Quisiera compartir muchas de las cosas que me han pasado estos meses, porque sé que muchas mujeres no tienen el embarazo “ideal” como yo.

No soy mama primeriza, este es mi segundo embarazo. Del primero sólo puedo decir que vomité los 9 meses y en el tercer mes me tuvieron que internar por hiperémesis gravídica, (sí, esa enfermedad que le da a un porcentaje de las mujeres donde es tanto el vómito que te tienen que internar para ayudarte a hidratarte), y por lo mismo que fue tan pesado el embarazo terminé en una cesárea programada, así que no supe que era una contracción, lo único que quería era que los vómitos terminaran.

Pasaron los años y el cuerpo y tu cabeza se olvidan de lo difícil que fue esa etapa y vez bebés y dices “¡quiero otro!”. Todo el mundo te dice que cada embarazo es diferente y no tiene por que pasarte igual… y sí, me volví a embarazar y no ha sido igual, ha sido diferente porque ahora si me ha pasado de todo.

Me di cuenta que estaba embarazada por que empecé con unas nauseas horribles. El día del cumpleaños de mi esposo, habíamos planeado una fiesta familiar y como vomité todo el día tuvimos que cancelar y como nadie entendía porque tuvimos que decirles que estaba embarazada (sin sorpresas, ni nada emocionante jaja).

A partir de ese momento no he dejado de vomitar y tener nauseas, y por lo mismo las primeras 12 semanas estuve completamente noqueada, donde solo quería dormir y vomitar, lo cual es más complicado cuando tienes un hijo de 4 años al que tienes que perseguir. Pasando las 12 semanas los síntomas bajaron un poco pero para mi suerte un día me levanté con un mareo increíble… sentía cama loca, ni en mi peor borrachera me había sentido tan mareada. Le hablé a mi doctor me mandó con el otorrinolaringólogo, y pues resulta que de la noche a la mañana perdí mi oído izquierdo, ¡quedé sorda de un lado!

Y dices ¿por qué?… pues no tiene nada que ver con el embarazo, a cualquiera le puede pasar. Me dio hipoacusia súbitame tenía que medicar de inmediato para tratar de recuperarlo, entonces… a tomar cortisona en la semana 14 del embarazo.Después de todo si logré recuperar un poco mi oído, pero sigo medio sorda del lado izquierdo.

Sigo vomitando y ha sido toda una aventura, con días excelentes donde te sientes que las puedes todas, y días donde no puedo ni salir de la cama por que las náuseas y los vómitos no paran. Por lo mismo me dio anemia, entonces inyecciones de hierro y resulta que se alteró mi tiroides (neta, ¡¿a quien le pasan todas las cosas raras del embarazo?! ¡A mi jajajaja!)

Ahorita estoy en la semana 37 y la semana pasada me dio gripa (gracias). Sigo sorda, vomitando, y me siento como una ballena encallada que solo quiere dormir, pero ya no puedo por que mi bebé no me deja de tanto que se mueve y si lo logro me dan ganas de hacer pipí cada 5 minutos.

Es la recta final y no se si va ser parto o cesárea. Realmente como los embarazos no son lo mío solo estoy esperando que ella decida nacer, por que a pesar de lo horrible que son estos 9 meses para mi, lo único que quiero es poder tenerla en mis brazos.

Realmente agradezco a mi esposo y familia (sobre todo a mi hijo) quienes me han tenido que soportar y apoyar durante todo este proceso que espero en unos días ya termine y empezar con la etapa post-parto.

Todos los embarazos son distintos, hay mujeres que admiro que no tienen ni un síntoma y habemos quienes lo sufrimos 9 meses, pero creo que vale la pena. Podemos idealizar un embarazo perfecto en donde aumentes sólo los kilos que debes, pocas nauseas los primeros meses, ningún malestar fuera de lo común, etc. Pero la realidad es que cada una es diferente y así debemos de aceptarlo y dejarnos de comparar con las demás.

ygtc