Working mom

Cuando eres mamá por primera vez, te imaginas la vida después de tu bebé mucho más diferente que como realmente lo es. Sabes y conoces muchas historias de diferentes mamás y amigas porque muchas te dicen: “No sabes lo que te espera” “Duerme ahorita que puedes” “Ya no vas a tener tiempo para ti” y un millón de frases más, pero tu, honestamente no haces caso (y si si, no lo hagas jaja) y decides pensar “Están locas, yo si puedo”.

Nace tu bebé y te enfrentas a esta realidad que no dimensionabas ¡ni en tus sueños! un trabajo cansado y que no sabes cuando va a terminar. Pero después te vas volviendo más ágil… aprendiendo de los errores, haciendo y probando nuevas técnicas hasta tener “todo bajo control” y mucho más dominado el ser mamá.

¿Y después? ¿que pasa con tus planes?

Si antes de tener a tu bebé trabajabas, eras una mujer emprendedora, disfrutabas lo que hacías, o simplemente por necesidad salías a trabajar… ahora te preguntas ¿puedo volver a hacerlo? Y la respuesta es SI! siempre y cuando tu te sientas tranquila y segura de la forma en que regresas a tu vida laboral.

Te quiero dejar estos tips para regresar a tu trabajo y poder ser esa working mom sin descuidar a tu bebé.

Estar segura

Sé que muchas trabajamos no sólo por gusto, si no también por necesidad. Si tu no trabajas ¿quién compra los pañales? jaja pero este punto es clave, debes sentirte segura y feliz con tu decisión, porque como siempre sale la tía, abuela, prima, amiga que te dice: “No trabajes, debes de disfrutar a tu bebé” y ¡claro! pero también necesitas ese tiempo para ti profesionalmente en donde puedas crecer y desarrollarte. Una cosa no anula a la otra, pero por eso este punto es importante: mientras tu estés segura, esos comentarios no te van a afectar. Tú sabes que lo haces por ti y por tus hijos.

li-tzuni-507346-unsplashTu bebé en buenas manos

Obviamente el tema principal es: ¿y con quién dejo a mi bebé?

Existen muchas mujeres que tienen la ventaja de que su mamá o suegra pueden cuidar a su bebé y ellas ya ganaron jaja, pero existen otras (como yo) que no tenemos esa ventaja por diferentes razones, y buscamos otras opciones.

Una de ellas es tener a alguien en tu casa de confianza que pueda cuidar a tu bebé. Sé que es un tema difícil pero, cuando encuentras a la persona indicada podrás ver la luz. La otra opción es buscar y encontrar una guardería en donde te sientas cómoda dejando a tu bebé, y te sientas segura de que ahí va a estar bien. Existen muchas en donde te van dando seguimiento del día (en apps) y te avisan si comió, durmió, hizo popó, etc. Honestamente yo no soy tan intensa en ese sentido, pero existen este tipo de cosas para que tu estés más tranquila y sepas que esta en las mejores manos.

Un horario flexible

Vivimos en una época en donde ya no tenemos que estar sentadas 8 horas seguidas en un escritorio, existen muchas opciones y alternativas que nos ayudan a trabajar de diferente manera y ser mucho más productivas.

Si ya estabas trabajando en una empresa y regresas, puedes hablar con tu jefe y pedir un ajuste de horario para hacerlo más productivo y tu puedas salir antes y  estar con tu bebé. Ya existen muchas opciones de trabajo flexibles, entonces no tengas miedo a acercarte y preguntar si hay una solución para ti.

Y si de plano no llegaste a una solución, te tengo uno de los mejores tips: Bolsa Rosa
Esta es una bolsa de trabajo para mujeres que buscan tener un trabajo productivo pero también tiempo con sus hijos ¡Hay muchas vacantes y opciones en diferentes empresas donde puedes crecer profesionalmente! Una muy buena opción.

Balance

Aunque queremos hacer mil cosas al mismo tiempo, debemos aprender a concentrarnos en una tarea a la vez, así que si estamos en el trabajo… ¡estamos en el trabajo! sé que al principio vas a querer estar viendo todo el tiempo como esta y que hace tu bebé, pero somos más productivas si nos concentramos en donde estamos y terminamos nuestro trabajo a tiempo para después disfrutar el tiempo en familia.

Y así mismo, si estamos con nuestro bebé… nuestra atención es 100% a el. Si no lo haz visto en varias horas, lo primero que va a querer es estar contigo, así que hay que darle tiempo de calidad.


Si decides regresar a trabajar, ¡siéntete feliz y disfrútalo! Que nadie te haga sentir mal por tener unas cuantas horas al día para ti y tu desarrollo profesional. Hoy en día existen muchas mujeres que trabajan diario por sus familias, para sacar adelante a sus hijos, para tener mejores oportunidades, etc.

Siempre recuerda que tus hijos son el reflejo de ti, y ellos sabrán que tienen a una mamá trabajadora que lucha por lo que quiere.

“Girls should never be afraid to be smart”
— Emma Watson

…you got this mom!