Introducción de alimentos

Ya empezó la parte con más mugrero en el día, pero la más divertida: la hora de comer.

Al cumplir los 6 meses, comienza la introducción a los alimentos sólidos. Muchos bebés empiezan antes, esto puedes consultarlo con tu pediatra, ya que hay varios signos de que tu bebé ya está listo para iniciar esta etapa:

  • Puede sentarse e inclinarse hacia adelante
  • Mantiene su cabeza firme
  • Abre su boca cuando le ofreces comida
  • Muestra interés al ver que otros están comiendo
  • Muestra hambre acercándose al alimento, y saciedad

Si ya cumple con todos estos puntos, ¡tu bebé ya está listo para empezar!

unnamed

Debes prepararte sabiendo los diferentes métodos que hay para iniciar la alimentación de tu bebé y cual se adapta mejor a tus necesidades.

Existen 3 tipos:

  • Método tradicional (iniciando con papillas y después alimentos en trocitos)
  • Baby Led-Weaning (BLW) que se basa en introducir los alimentos en trozos grandes para que tu bebé agarre el alimento y el solo explore su textura y sabor.
  • BLISS es una mezcla entre el método tradicional y el BLW, enfocándose en alimentos ricos en hierro y energía.

Conociendo esto, puedes elegir la mejor opción para ti y tu bebé.

Te platico esto porque en mi caso, a mi me encanta la opción del BLW porque ayuda con su motricidad fina y ella sola decide cuanto quiere comer, pero no puedo hacerlo todos los días ya que Mariana va a la guardería y ahí es más difícil aplicar este método porque debes vigilar 100% a tu bebé para que no ocurra un accidente.

Entonces después de platicar con mi pediatra y algunas nutriólogas, me recomendaron hacer el BLW cuando estuviera en casa y papillas en la guardería.

Muchas veces nosotros creemos que ellos por estar chiquitos no saben que hacer, pero son más inteligentes de lo que creemos y pueden decidir cuanto comer.

Me encanta y disfruto mucho como le da curiosidad la comida, su sabor y texturas. ¡Es una etapa de la cual estoy enamorada! Aunque sea mucho tiradero, disfruto mucho esos momentos con ella.

Así que infórmate sobre el tema y decide lo mejor para ti y tu bebé. Por ejemplo, si tu eres una persona muy nerviosa y vas a estar gritándole estresada a tu bebé mientras come por miedo a que tenga un accidente, mejor no intentes el BLW, porque tu bebé puede asociar la hora de comer como algo negativo y después no va a querer hacerlo.

El BLW es un método para practicar más nuestra paciencia (jaja si todavía más!!!) pero a ellos les encanta y ver sus reacciones ante la comida es muy divertido.

Lo que decidas está bien, siempre y cuando tu y tu bebé se sientan a gusto y felices de empezar a probar.
No dejes de platicarnos tu experiencia y que es lo que mejor te ha servido a ti en esta etapa, ¡lo mejor es aprender entre todas!

…you got this mom!