La lactancia

Poder darle pecho a tu bebé es de las cosas más hermosas que hay, creas un lazo inexplicable y hay una conexión hermosa. Sin embargo, no es la única forma de alimentar a tu bebé.

Para mi la lactancia es un tema del que no me informé nunca. Creo que todo sucedió en el momento cuando nació Mariana, ahí aprendimos juntas y todo sucedió muy natural (obviamente luego tuve mis momentos de desesperación jaja). Nunca leí nada sobre el tema y cuando me preguntaban ¿piensas darle pecho? mi respuesta era, si claro, si se puede.

Y es que hoy en día hay  muchos grupos de mamás pro lactancia que defienden muchísimo el tema, y esta súper padre todo el apoyo y los tips que te pueden llegar a dar, sin embargo, hay muchas mamás que batallan para darle pecho a su bebé… no les sale suficiente leche, el bebé tiene reflujo y todo lo que come lo vomita, etc. y optan por darle fórmula. En mi opinión, creo que cualquiera de las dos opciones es buena siempre y cuando tu estés feliz y segura de hacerlo.

Cuando estaba embarazada muchas me decían “¡¡¡La lactancia es una friega!!!” y de verdad no podía entender el porque… jaja hasta ahorita que lo vivo todos los días.

Darle pecho a tu bebé significa un compromiso del 101%. Tu le das cuando el/ella pida (libre demanda) entonces, todo el tiempo tienes que estar disponible jajaja. Las que lo hemos hecho me entenderán. Así que si planeas darle pecho a tu bebé o si ya lo estas haciendo pero batallas un poco, aquí te dejo unos tips que me dieron y me sirvieron muchísimo.

El agarre

Cuando nació Mariana, mi doctor me explico como debía de ser el buen agarre del bebé para que no te lastime y no salgan grietas. Hay mil posiciones diferentes pero la principal y la que a mi me funcionó es tu estar sentada en una postura cómoda y colocar a tu bebé acostado hacía a ti, panza con panza, así puede comer más fácil. También asegúrate que la boca de tu bebé cubra toda la areola del pezón, así no te puede raspar ni lastimar.

Toma mucha, mucha, mucha agua

¡¡¡Esto es clave!!! debes de estar hidratada. Cuando estés dando pecho asegúrate de tener un vaso o un termo lleno de agua y llénalo las veces que sean necesarias. A mi me cuesta mucho tomar agua, jaja no me gusta, pero tu mismo cuerpo te lo pide y lo necesitas.

Sácate leche

Este es un tip muy bueno. Yo me saqué leche desde el día 1 para tener mi stock. Ya sea que si vas a entrar a trabajar y necesitas dejar a tu bebé, que siga teniendo de tu leche, o también si quieres escaparte un rato y salir. Esto también te estimula y ayuda a tu producción de leche.

Mantén la calma

Este es el punto clave y en el que muchas (me incluyo) podemos entrar en desesperación. Y es que una frase que me decían mucho es: “Si tu estás estresada el bebé lo siente y se va a estresar más…” odiaba que me dijeran eso, jajaja, porque pues te da más estrés que siga llorando. Entonces mi recomendación es: si tu bebé esta llorando como loc@ y tu ya no puedes mantener la calma, déjalo tantito con tu pareja, mamá, amiga, o incluso en su cunita, te metes al baño, respiras profundamente, te lavas la cara y ya se que va a sonar un poco loco pero te das un abrazo. Si, un abrazo. Puede sonar raro, pero necesitas abrazarte y darte tantito amor a ti, calmarte y volver a intentar que se prenda tu bebé.

blog

Estos son algunos consejos que a mi me sirvieron muchísimo, pero hay miles de opiniones y muchos trucos y formas de hacerlo. Si tienes algún otro que a ti te haya funcionado y que nos pueda ayudar a todas, no dudes en comentar aquí abajo.

También si tu le diste o das fórmula a tu bebé, puedes contarnos tu experiencia y consejos también. Todos sus comentarios son bienvenidos, recuerden que este espacio es para apoyarnos entre todas.

Lo más importante es que tu bebé este san@ y fuerte. No importa la forma de alimentación siempre y cuando ellos estén bien.

…you got this mom!